Adolescente sorda estudia para ser peluquera, su madre la ayuda con la interpretación

0
53

PRENSA GAMEA | 26.08.22

“Igual mi mamá está aprendiendo aquí, las dos juntas nos acompañamos”, expresó Dalia en lengua de señas y con enérgica mirada. Tiene 14 años, es sorda y estudia para ser peluquera en el Centro de Renovación Juvenil Espacio Joven de la Alcaldía de El Alto.

Con firmeza en sus manos y dedos, así se comunicó Dalia y fue su mamá quien la interpretó; hacen eso a diario. Asiste, junto a otros jóvenes con discapacidad, a la Unidad Educativa Juvenal Mariaca de la zona 16 de Julio del Distrito 6. La pasión por el corte de cabello la impulsó a buscar, junto a su familia, un instituto para cumplir su sueño.

A través de una publicación publicitaria encontró el espacio edil –que tiene apoyo de Save the Children y está ubicado en la zona Villa Esperanza del Distrito 5- y, ahora, en dos meses más, tendrá el título a nivel técnico básico en Belleza Integral.

“Quiero aprender para que en un futuro pueda abrir mi salón, un lugar grande, un lugar dedicado a uñas, peinado y otro espacio donde haya maquillaje”, expresó Dalia. En Bolivia hay 50 mil personas afiliadas a la Federación Boliviana de Sordos, pero hay otras 12 mil que no están adscritas, entre niños, adolescentes y adultos.

Otro estudiante que forma parte del curso es Edwin Mauro Salcedo, de 19 años, antes pasaba clases en un instituto y por problemas económicos tuvo que dejarlo. “Mi mamá y mi papá están enfermos y somos de recursos bajos, en esta beca que nos brindaron en el centro estoy aprendiendo mucho”, contó.

Relató que desde los ocho años notó su vocación; por primera vez, peinó y maquilló a su hermana menor y prima, quienes “quedaron impactadas por el talento que tenía”.

Las capacitaciones gratuitas forman parte de la segunda versión del programa de Fortalecimiento del Desarrollo Integral y Empoderamiento de la Juventud Alteña, promovida por la Unidad de la Juventud. Los otros cursos que se imparten son gastronomía y atención al cliente.

El jefe de Unidad de la Juventud, Joel Charca detalló que 210 estudiantes, de entre 15 a 19 años, forman parte de la iniciativa municipal y que, debido a la demanda, dividieron los horarios en dos turnos: mañana y tarde.

Las capacitaciones iniciaron el 1 de agosto y terminarán en octubre. Luego se prevé que trabajen en empresas privadas y públicas. “Son personas que necesitan capacitarse y ser insertados en el área”, afirmó el servidor público.

El viernes, la Alcaldía de El Alto dotó 60 mandiles para los estudiantes de gastronomía, 150 botellas de alcohol y cajas de barbijo para los beneficiados de las capacitaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí