Hidroterapia gratuita, Pol recibe tratamiento a la hipoplasia que padece

0
181

PRENSA GAMEA |Mart 01.09.2022

Con firmeza y ternura, la madre levanta en sus brazos a Pol y se lo entrega a la profesional que hará la hidroterapia; tiene tres años de edad, padece del síndrome de hipoplasia y recibe tratamiento gratuito en la piscina semiolímpica de El Alto para recuperar su motricidad.

“Este es un gran beneficio porque nuestros niños necesitan este tratamiento para mantener una calidad de vida”, afirmó la progenitora, Carla Bustamante, mientras observaba a su hijo mover sus extremidades en las cálidas aguas. Este servicio comenzó el 1 de septiembre y está a cargo de la Alcaldía de El Alto.

Cada sesión, la madre acude con la indumentaria para ingresar a la piscina junto a su hijo. “Mi niño tenía dificultades para alimentarse, le hicieron una infinidad de estudios cuando nació, descartando posibles enfermedades, no entendíamos que sucedía, días después le diagnosticaron el síndrome de hipoplasia, es un padecimiento neurológico”, relató Bustamante.

En la jornada de terapia, Pol llegó en los brazos de su mamá, no dejaba de sonreír y en sus ojos reflejaba el cariño que recibe. El momento en que debía tocar el agua, al principio se asustó, pero luego su pequeño cuerpo se acostumbró a la temperatura.

Bustamante relató que fue difícil comprender la enfermedad de su hijo. “Solo las mamás sabemos lo que es tener un niño con discapacidad, hay mucha confusión, sentimientos de culpa y de castigo; pero, poco a poco, con el apoyo de la familia y al ver a tú bebé, las dudas se despejan. Dios envía a los niños con discapacidad a las mamás guerreras porque él sabe que vamos a dar más del 100%”, sostuvo.

La madre es maestra de química y física, su hija mayor tiene nueve años y despierta a las 06.00 para preparar a ambos niños y luego sale a trabajar. “Trato de ganarle al tiempo, tengo que ir a mi trabajo, tengo que apoyar a ni niña con sus labores, llevar a sus fisioterapias a mi niño y preparar las clases de mis estudiantes”, contó con una sonrisa.

El tratamiento en agua ayuda a Pol a tener un mejor movimiento muscular, a desarrollar el sistema nervioso; a sus tres años es un “guerrero”, aseguró su madre.

“Las fisioterapias, las hidroterapias en espacios privados son muy costosos, quiero agradecer a las autoridades municipales que se preocupan por nuestros niños y todas las personas con discapacidad, ellos no están en las calles, es bien complicado sacarlos, porque necesitan cuidados especiales y mucha gente no lo entiende”, dijo Bustamante.

El director de Desarrollo Integral, Herlan Cabrera detalló que el único requisito para acceder a la hidroterapia es presentar el carnet de discapacidad e inscribirse en la Casa Municipal, planta baja, en horario de oficina. La piscina semiolímpica está ubicada en la zona Santa Rosa del Distrito 1.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí